Posts

Showing posts from October, 2013

Big government, big trouble

Por  Aymara Lorente
Nosotros los cubanos bien sabemos las consecuencias de que un gobierno se asigne demasiado poder.  El caso especifico de Cuba es el extremo, pero por esa misma razón creo que los que crecimos allí no podemos evitar sentir temor cuando el gobierno del país donde actualmente vivimos comienza a multiplicarse y a otorgarse demasiadas prerrogativas.
En el lugar que uno menos espera que suceda esto es aquí, en los Estados Unidos, pero está ocurriendo, y a una velocidad vertiginosa, sobre todo con el último engendro que no acaba de nacer.  El completo cambio, más bien una transformación de 365 grados, que tratan de aplicar al sistema de salud existente, sustituyéndolo por el mal llamado “universal”, más conocido como Obama Care.  Uno no puede creer que un país basado en la libertad y el ingenio individual, la competencia y la creatividad empresarial caiga en situaciones como esta, que quizás sea lógico en países con otro origen y organización, pero de ninguna manera aquí. M…

Breves memorias de la otra Habana

Image
Colador - obra de Ramón Unzueta


Por Aymara Lorente              A mi madre Esperanza (Pita para la familia) y a su hermana, mi madrina Ena.                          (No puedo discernir cuál de las dos era más cafetera)
A pesar del transcurso de los años, el malecón seguía salpicando, especialmente en aquellos escasos días de los llamados frentes fríos del invierno habanero.  Viajábamos en un carro repleto de sonrisas admirando el paisaje a ambos lados.  Los niños estirábamos los cuellos tornando las cabezas de izquierda a derecha.  Allí, bajo la llovizna de la tarde, se alzaban a un lado imponentes siluetas de edificios antiguos y modernos; y al otro el océano infinito, con su agua juguetona y traviesa que saltaba por encima del muro, bendiciendo a los enamorados y a los pescadores, para después salpicarlo todo, incluyendo transeúntes y automóviles.
En esa área la brisa del mar suavizaba al atardecer el olor que escapaba de las cocinas iluminadas.  En apartamentos lujosos o modestos se so…

Blue Jasmine

Por Aymara Lorente
Han pasado algunas semanas desde que vi Blue Jasmine, la última película de Woody Allen, de la cual se hablaba aun antes de ser presentada al público en general.  Desde entonces se escuchaban rumores alabando la actuación de su protagonista principal, la actriz Cate Blanchett, pero no fue esa la razón que me llevó al cine.  En realidad yo prácticamente vuelo al complejo de teatros cercano a casa, cada vez que hay un estreno de Woody Allen. Es una debilidad que tengo que admitir, y en otra ocasión hablaré más del interés por la filmografía de este director.   Pero esto no quiere decir que considere que todas sus películas sean piezas magistrales, (aunque pienso él es un genio en la materia), pero yo disfruto las buenas, las regulares y las malas.  Sin embargo, en el caso de Love and Death, de 1975, que vi hace algunos años en la televisión, debo confesar que no llegué al final, literalmente no pude con ella.
En la realización de Blue Jasmine, Allen continúa explorando …

Del salto a la modernidad

Image
por Aymara Lorente
Nadie puede negar que gracias a la tecnología estamos todos comunicados en la distancia.  Conversamos con familiares y amigos con la frecuencia que deseamos, y ya ni en el Polo Norte se está totalmente aislado. Además de que enviamos y recibimos documentos y fotos instantáneamente, y todo eso se ha traducido también en mayor eficiencia y rapidez en nuestro trabajo.   Esas son algunas de las muchas ventajas que nos ofrece el uso de los nuevos inventos tecnológicos.  Desafortunadamente, esta invasión electrónica  ha venido a desplazar otros objetos y costumbres menos modernos, pero más naturales y humanos.  El mejor ejemplo es la desaparición creciente y vertiginosa de la correspondencia escrita.  Cada día menos personas envían o reciben tarjetas postales, y mucho menos las adoradas cartas personales.
Aquí en casa, aunque no pensamos, ni nos conviene, retener el avance electrónico y digital, todavía tratamos de mantener en alguna medida la comunicación a la antigua.  Au…