Saturday, January 28, 2017

Al Maestro en su día






El hombre que soñó.
                                                      A José Marti
                                                                             
La imagen cobró vida, salió de su retrato
cuando descubrí su sueño

mas allá de los muros de la escuela
y de los patrióticos recintos
su luz se extendió por el mundo
alcanzando mis propios anhelos

aquel hombre pequeño 
con visión de sabio extraerrestre
creó mágicos libros
cada página desempolvaba, abría
un inesperado camino a las estrellas 

muchos utilizaron sus frases
y se proclamaron sus discípulos

en su nombre los demonios
lanzaron batallas contra los pueblos
para saciar sus delirios, y llenar
el hondo vacío de sus cuerpos

el hombre que soñó escapó de los tormentos
y yo lo seguí a través de su sonrisa

fue entonces cuando encontré a los niños
que con ojos encantados se hacían gigantes
leyendo aquellos libros



Aymara Lorente

(tratando de reproducir de memoria este viejo poema que escribí pensando en los jóvenes de Cuba y el mundo)




                                                         ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Es criminal quien sonríe al crimen; quien lo ve y no lo ataca; quien se sienta a su mesa; quien se sienta a la mesa de los que se codean con él o le sacan el sombrero interesado; quienes reciben de él el permiso de vivir.
José Martí